Correspondencias

septiembre 27, 2009

El acento

Filed under: Uncategorized — jlborges @ 7:41 pm

Era mediodía cuando entré al negocio, en busca del bolígrafo. Prepararían una olla podrida, o guiso de panderetea y castañuelas al bacalao, por el hedor que venía de la trastienda. Yo me había tomado algunas copas y, por mi modo de vestir, seguro que nadie me acusa de ser Jefe de compras de Olivetti. La catanabos ya me miró mal cuando entré. Culona, jeta cuadrada, tobillos sin dibujar, bajita (bajuna), típica, en fin. Diálogo:

—Buenos días, señora. Quisiera un bolígrafo común, punta gruesa, tinta negra…

—¿Uno solo? —me cortó. Como avisé, yo me había tomado algunas copas. Pero no fue eso. Sino la pronunciación, la pronunciación de la catapijas. Al llegar a esta inmunda ciudad, creí que pronunciaban así para fingir desconocimiento del español, por parecerles esta ignorancia un refinamiento digno de ellos. Qué ingenuo soy. Después me explicaron. Lo que les va a estos burros es jugar al acento extranjero: alemán o inglés, tal es el orden de sus preferencias.

[1985, Teatro Proletario de Cámara]
Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: